4 Claves de un Corazón para con Dios de un tal David

“…Jehová se ha buscado un varón conforme a su corazón, al cual Jehová ha designado para que sea príncipe sobre su pueblo…”

1 Samuel 13:14

El Rey David es la única persona en la Biblia que se dice que tenía un corazón conforme al corazón de Dios, ¡vaya personaje! Lo que no siempre se comenta es que él no nació rey de Israel ni nada por el estilo, en realidad tuvo un origen muy humilde y luego Dios lo elevó de una forma exponencial.

Sí deseamos crecer en agradar a Dios, entonces bien vale la pena aprender algunas claves de un corazón para con Dios, y se ven con claridad en 1 Samuel 18, justo después que David derrotó al gigante Goliat, las verdaderas pruebas estaban por venir.

Cuando regresaban de la batalla (1 Samuel 18:6-10) las mujeres del pueblo comenzaron a cantar que mientras “Saúl mató a miles, David a sus diez miles“; eso no le agradó para nada al rey Saúl y desató celos y un enojo hasta cierto punto injustificado contra el bueno de David, ahora desglosemos 4 claves de un corazón para con Dios que aprendemos de un tal David.

CLAVE 1: Un Corazón Fiel y Comprensivo

“Y arrojó Saúl la lanza, diciendo: Enclavaré a David a la pared. Pero David lo evadió dos veces.”

1 Samuel 18:11

David era el músico personal de Saúl, pero éste lleno de celos y envidia lo intento matar 2 veces con su propia lanza y a quemarropa. Yo no sé tú, pero sí mi jefa tratará de matarme, yo no me quedaría para ver sí lo intenta hacer de nuevo…

La única explicación racional que encuentro es que David comprendía que Saúl era atormentado por un espíritu malo, y que al tener este tipo de situación él podría reaccionar de formas inadecuadas e incluso peligrosas. David sólo era un pastor de ovejas, pero muy valiente, seguramente él no tendría miedo de enfrentarse a Saúl, pero sí que era tan fiel para con Dios de guardarse de tocar al ungido de Jehová.

¿Y tú? Imagina que alguien hace algo que a ti no te agrada, ¿Serías tan fiel y comprensivo de seguirle apoyando? David no se alejo de Saúl, continúo sirviéndolo y creciendo y aprendiendo cómo manejar el reino de Israel.

CLAVE 2: Un Corazón Prudente

“Y David se conducía prudentemente en todos sus asuntos, y Jehová estaba con él.”

1 Samuel 18:14

David era un héroe nacional, casi un prócer viviente; cualquier pudo enorgullecerse y pensar que todos debían rendirse ante él… Pero David no era así, él se mantuvo muy prudente reconociendo su propia condición y cuidándose al máximo. Ser prudente, para definirlo de manera sencilla, es pensar antes de actuar.

Pensar en las posibles consecuencias de mis actos y palabras, ¿Lo que hago, traerá provecho a los demás? ¿Lo que digo, edificará sus vidas? La fama no debe ser motivo para hacer lo que uno quiera sino más bien lo que Dios quiera.

CLAVE 3: Un Corazón Humilde

“Pero David respondió a Saúl: ¿Quién soy yo, o qué es mi vida, o la familia de mi padre en Israel, para que yo sea yerno del rey?”

1 Samuel 18:18

Cuando le ofrecieron a David que fuera el yerno de Saúl no lo pensó dos veces en afirmar que él no merecía tal honor… Recuerda: David venía de matar a Goliat y convertirse en un héroe nacional; además el mismísimo Saúl había prometido darle su hija a quien matará a Goliat.

David reconocía que era el menor de 8 hermanos, de una familia no tan pudiente de Belén, un pueblo super pequeño en Israel. Él sabía cuál era su posición, y esto no tiene nada que ver con tener un bajo autoconcepto, la humildad es reconocer sobriamente cuál es nuestra posición y ser consecuentes con ella.

CLAVE 4: Un Corazón Diligente

“25 Y Saúl dijo: Decid así a David: El rey no desea la dote, sino cien prepucios de filisteos, para que sea tomada venganza de los enemigos del rey… 26 Cuando sus siervos declararon a David estas palabras, pareció bien la cosa a los ojos de David, para ser yerno del rey. Y antes que el plazo se cumpliese,

27 se levantó David y se fue con su gente, y mató a doscientos hombres de los filisteos; y trajo David los prepucios de ellos y los entregó todos al rey, a fin de hacerse yerno del rey. Y Saúl le dio su hija Mical por mujer.”

1 Samuel 18:25-27

No era que David no quisiera tomar a Mical por mujer, era simplemente que no tenía cómo ($$$). Al abrirse la oportunidad de un pago que sí pudiera dar, entonces no la desaprovecho y de una forma diligente David fue por más de lo que necesitaba, para ser precisos el doble.

Dios bendice la diligencia, toda obra tiene sus frutos… David era diligente y Dios bendijo su trabajo.

CONCLUSIÓN

“Y David se conducía prudentemente en todos sus asuntos, y Jehová estaba con él.”

1 Samuel 18:14

¡Un corazón para con Dios es un corazón que disfruta estar con Él!

¡Que Dios te bendiga querido(a) amigo(a)!

Mark Z 

Siguenos
Instagram-32 Instagram-32 Instagram-32