Me Cae Mal la Gente

bigstock-portrait-of-young-angry-man-52068682

Te ha pasado que un día te levantas por la mañana, tomas tu smartphone y al revisar las redes sociales, llegas a ver fotos de tus amigos o de las personas que tienes agregadas, paseando o siendo felices de alguna manera, la cual te lleva a pensar cosas como: “Rayos, porque no soy feliz” o simplemente dices: “Me cae mal la gente”.

Si, se que suena poco trágico, pero a mi me ha pasado muchas veces. Puedo ponerte ejemplos más gráficos que nos llevan a perder “La fe en la humanidad”, como ser cuando un amigo que queremos mucho nos falla de alguna manera o cuando sufrimos una ruptura amorosa o ya resumido cuando nos hacen daño.

Vivimos en un mundo emocional, donde las relaciones y las amistades son pasajeras, donde hoy podemos querer mucho a alguien pero mañana podemos terminar odiando a esa persona.

Pero.. ¿Porque nos llegan a caer tan mal algunas personas? Aquí te doy algunas razones:

  1. Por hipocresía: si, creo que a muchos nos desagradan las personas que no son sinceras o que simplemente no son genuinas
  2. Por celos o envidia: porque pensamos que otros son mejores que nosotros o que tienen lo mejor
  3. Porque nos han lastimado: es bien difícil querer a alguien cuando te han hecho daño
  4. Por falta de tolerancia: si, a veces es algo complicado aceptar a alguien irritante o que piensa diferente

 

Pero.. ¿Es correcto que nos caiga mal alguien? Te podría decir con mucha facilidad que no lo es y que Dios te manda a amar a las personas, la teoría suena muy bonita, pero cuando hablamos de practica las cosas son muy diferentes y más difíciles.

¿QUE HACER SI ALGUIEN ME CAE MAL?

BUSCAR LA PAZ

Hagan todo lo posible por vivir en paz con todos. (Romanos 12:18 NTV)

La paz que Jesús da es diferente porque nos mantiene sobrios en los problemas. Si te desagrada algo de alguien lo mejor es buscar la paz al ser sincero, con la finalidad de que la persona mejore, dile lo que te cae mal o te desagrada de ella. 

Si la persona lo toma bien, felicidades has ganado a un amigo y estarás en paz con Dios, pero si se molesta y se aparta déjala en su necedad, Dios sabrá que hacer con ella.

ORA POR LA PERSONA

Pero yo digo: ¡ama a tus enemigos! ¡Ora por los que te persiguen! (Mateo 5:44 NTV)

Nuestro Dios es tan diferente y radical que nos pide amar a nuestros enemigos. Cuando la Biblia habla de enemigos, incluye a todos aquellos que nos caen mal, como la señora de la tiendita que nos hace mala cara, el chavo que te acosa, el taxista que te insulta cuando vas manejando et.

Es ley que nosotros como cristianos debemos ser ejemplo para todo el mundo, pero cuando nos toca enfrentarnos con esa persona difícil la cosa cambia. Así que lo más recomendable es pedirle a Dios en oración que nos de la paciencia para soportar y amar a quienes nos caen mal.

El amor cambia a las personas y tu ejemplo las conduce a Jesús

LA AMISTAD ES UNA ELECCIÓN

El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo; Y amigo hay más unido que un hermano. (Proverbios 18:24)

Cuando confiamos en Jesús como nuestro Salvador pasamos a ser hijos de Dios (Juan 1:12) y eso significa que nos volvemos hermanos espirituales de todo aquel que sea creyente, y como dicen por ahí “La familia no la elegimos” entonces debemos amarla.

Una cosa es que seamos hermanos en Cristo y otra muy diferente que seamos amigos, tu decides si llevarte con alguien o no, por tanto si te cae mal tu hermano, como lo dije, tu deber es estar en paz con el pero sin la necesidad de ser amigos, con tal de evitar problemas.

Como dice el dicho “No somos monedita de oro para caerle bien a todo mundo”, aun dentro de las Iglesias hay pleitos, divisiones y rivalidades entre creyentes, y la mejor forma de mantenernos unidos y amándonos es estar en paz con todos. 

PIENSA LO MEJOR

Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad. (Filipenses 4:8 RVR 60)

Cuando nos cae mal alguien nuestra mente se vuelve toxica y solo cosas malas llegamos a pensar. De hecho es tan grave estar molesto con una persona que el Señor lo compara con el asesinato, pues en ambos casos queremos que esa persona deje de existir.

Cada persona es diferente y tiene una lucha distinta, por tanto si pensamos lo mejor de una persona podremos verla con ojos de misericordia y compadecernos de ella. Debemos mirar a quien nos cae mal como Cristo lo haría y te aseguro que tu perspectiva de esa persona cambiara por completo.

SE AGRADECIDO

No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación. (Filipenses 4:11 RVR60)

A muchos nos cuesta ser agradecidos con Dios o estar contentos con lo que tenemos. La falta de gratitud nos lleva a querer lo que otros tienen y como no podemos, simplemente nos terminan cayendo mal, pero son puros celos o envidia.

Dios trabaja de diferente forma en la vida de las personas y su plan es perfecto. A veces pensamos que los planes que Dios tiene hacia otra persona son mejores a los que tiene para nosotros, pero ojo, esa es una mentira del diablo.

La voluntad de Dios es buena, agradable y perfecta, sus planes y pensamientos son para nuestro bien así que no tenemos porque envidiar a nadie, mas bien debemos alegrarnos con los que se alegran y llorar con los que lloran, por amor, la felicidad o la tristeza de otros debe ser la nuestra.

EN RESUMEN

Si nos cae mal una persona debemos amarla, es difícil, pero es en los momentos difíciles donde Jesús más se muestra.

Amemos de manera incondicional a las personas, así como Dios lo hace a diario con nosotros.

Dios te bendiga!!!

 

 

Siguenos
Instagram-32 Instagram-32 Instagram-32