El Rompecabezas de La Vida

rompecabezas

(..) Yo creo que has llegado a ser reina para ayudar a tu pueblo en este momento». (Ester 4:14 TLA)

Armar rompecabezas es lo mío desde los 5 años, me pierdo en ellos con el sonido que hacen las piezas dentro de la caja antes de abrirla.

Para mi, cada uno de nosotros es una pieza de rompecabezas que ensambla perfectamente con otras a su alrededor, por ejemplo tu familia y amigos, porque así Dios lo diseño en tu vida.

Cuando armas un rompecabezas, las piezas ya tienen su lugar y forma de ensamblar, por más que intentes meter una pieza en otro hueco solo porque se parece el color, el tono o la textura, o simplemente “porque encajaba” jamás lo hará, porque no tiene el ensamble que va con ella.

Un rompecabezas es perfecto, una pieza mal puesta en un lado hará que te “rompas más la cabeza” porque llegará el momento en el que te darás cuenta que todo lo que armaste no ensambla con el resto.

En esta vida todo tiene su momento; hay un tiempo para todo. (Eclesiastés 3:1 TLA)

Dios es el que se encarga de “armar nuestra vida” y colocar en ella los momentos, lugares y personas que hacen que “todo ensamble” y nos ayudan a seguir armando ese gran cuadro, donde Dios mismo después nos muestra todo el paisaje armado.

Hay piezas claves en nuestra vida, que de ellas depende el rápido y buen armado del resto del rompecabezas.

¿Qué pieza del paisaje quieres ser para alguien?

Pidamos a Dios esa respuesta.

Autora: Pamela Lanza, Emprendedora y Empresaria.

Puedes apreciar el trabajo de Pamela en los siguientes enlaces:

Siguenos
Instagram-32 Instagram-32 Instagram-32