¿Quiere Dios que sea una persona Pobre?

La pobreza es algo demasiado común en estos tiempos. Vemos desde familias hasta países enteros sufriendo por la escasez y la falta de oportunidades, cada vez más el dinero no ajusta para suplir las necesidades básicas.

Una persona pobre es aquella que no tiene los recursos y el dinero necesario para vivir dignamente. Cuando lidiamos con la pobreza se nos hace difícil conseguir alimentos, una vivienda, buena educación, medicinas o solo nos limita para cumplir algún sueño o meta deseada.

La pobreza y la falta de trabajo nos puede llegar a provocar impotencia, frustración, enojo, envidia, murmuración y hacernos dudar de la bondad de Dios.

Incluso hay predicadores que enseñan el falso evangelio de la prosperidad y se atreven a enseñar que la pobreza es una maldición y un pecado.

Pero.. ¿Realmente Dios quiere que seamos pobres? ¿Que dice la Biblia del tema?

LA VERDADERA POBREZA ES LA FALTA DE CRISTO

Tú dices: “Soy rico, tengo todo lo que quiero, ¡no necesito nada!”. Y no te das cuenta de que eres un infeliz y un miserable; eres pobre, ciego y estás desnudo.

Así que te aconsejo que de mí compres oro —un oro purificado por fuego— y entonces serás rico. Compra también ropas blancas de mí, así no tendrás vergüenza por tu desnudez, y compra ungüento para tus ojos, para que así puedas ver. (Apocalipsis 3:17-18 NTV)

La verdadera pobreza no es la falta de cosas materiales, es la falta de Cristo en tu vida. Los bienes y el dinero son temporales, pero lo que proviene de Dios es eterno.

Puede que existan personas demasiado ricas, pero en realidad son extremadamente pobres y vacías, porque sus vidas no tienen el sentido y propósito que proviene de tener a Cristo en el corazón.

Jesús murió en una cruz y derramo su sangre para perdonar todos tus pecados pasados, presentes y futuros. Cristo resucito de entre los muertos y le da vida eterna a todo aquel que confía en Él como su Salvador.

Cuando confiamos en Jesús pasamos a ser muy ricos, nos volvemos herederos del amor de Dios y podemos hacer nuestras todas las promesas que nos ha dejado en la Biblia.

Cuando tenemos a Cristo, lo tenemos todo.

SOBRE LA POBREZA MATERIAL

La Biblia nos enseña que la pobreza sucede por varias circunstancias como ser:

por La Voluntad de Dios

El rico y el pobre tienen esto en común: a ambos los hizo el Señor. (Proverbios 22:2)

Así como Dios permite que prosperemos, también permite que pasemos necesidad financiera con el único propósito que aprendamos a depender más de Él. Toda circunstancia que nos pasa ayuda para bien y tiene la finalidad de glorificar a Dios.

por la falta de diligencia

El trabajo trae ganancias, ¡pero el solo hablar lleva a la pobreza! (Proverbios 14:23)

A veces somos pobres porque no somos diligentes en trabajar o no damos excelencia en nuestros deberes. Alguien dijo una vez que “La pobreza es una suma de horas mal invertidas” eso significa que podríamos estar mejor si aprovechamos mejor el tiempo en hacer cosas productivas y generar ganancias.

¿Pero si no hay trabajo? Siempre existen formas de poder emprender algo y generar recursos, solo se requiere un poco de imaginación, esfuerzo y sobretodo mucha oración.

POR UNA MALA ADMINISTRACIÓN

Las ganancias de los justos realzan sus vidas, pero la gente malvada derrocha su dinero en el pecado. (Proverbios 10:16)

La pobreza también es el resultado de una mala administración de los recursos. Tienes que evaluar en que gastas tu dinero y si realmente son gastos necesarios.

Muchos hoy botan su dinero en tonterías, en lujos, en placeres, o usan desmedidamente los recursos que generan ahogándose en prestamos. También no planifican su vida y llegan a formar familias sin evaluar realmente si pueden criar a los hijos con los recursos que poseen.

¿COMO SOBRELLEVAR LA POBREZA?

No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a estar contento en cualquier situación. Sé vivir con limitaciones, y también sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, tanto para estar satisfecho como para tener hambre, lo mismo para tener abundancia que para sufrir necesidad; ¡todo lo puedo en Cristo que me fortalece! (Filipenses 4:13)

Puntos clave para sobrellevar la pobreza:

  • Sea agradecido: ¡Si usted tiene a Cristo es más rico de lo que cree! además posiblemente este en mejores condiciones que otra persona. Recuerde que por su pecado no merecía nada, ahora tiene la Gracia en su vida.
  • Ore a Dios por sabiduría: La sabiduría es poner en practica los principios bíblicos, pues el que es sabio sabrá manejar correctamente sus recursos.
  • Pida y busque oportunidades: No se canse de pedirle a Dios por oportunidades y de poner su fe en acción, al que pide se le da y al que busca encuentra.
  • Haga un plan de ahorros: Las personas sabias no gastan todo su dinero, sino que ahorran para los tiempos de escasez .
  • Haga un presupuesto: evalué sus ingresos y mida sus limites, no gaste mas de lo que necesite.
  • Sea generoso: Dios bendice al dador alegre.
  • Invierta sabiamente: No de más dinero del que tiene en sus negocios
  • Pida prestamos lo menos posible: recuerde que andar con dinero ajeno trae sus consecuencias y pueden trabarle clausulas moratorias, embargos e hipotecas que lo puede dejar en la calle.
  • Tenga fe: Confie en la providencia de Dios, ningún hijo suyo pasará hambre

CONCLUSIÓN

Pero la piedad es una gran ganancia, cuando va acompañada de contentamiento; porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar.

Así que, si tenemos sustento y abrigo, contentémonos con eso.

Los que quieren enriquecerse caen en la trampa de la tentación, y en muchas codicias necias y nocivas, que hunden a los hombres en la destrucción y la perdición;  porque la raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual algunos, por codiciarlo, se extraviaron de la fe y acabaron por experimentar muchos dolores. (1Timoteo 6:6-10 RVC)

Que tu alegría no provenga del dinero, sino de Cristo.

Dios proveerá!!

Siguenos
Instagram-32 Instagram-32 Instagram-32