¿Como dejar de ser una persona Emocional?

persona emocional

Las emociones son parte importante de nuestra vida y muchas veces nos caracterizan como persona. Una emoción es un sentimiento que surge a causa de una reacción por alguna circunstancia ya sea positiva o negativa y se podría decir que hasta cierto punto son normales.

Los seres humanos estamos llenos de sentimientos y emociones que van desde el miedo, enojo, celos, la tristeza, soledad, alegría entre otros. Podríamos decir que una persona emocional es aquella que se deja controlar por sus emociones y se deja afectar por ellas.

Ojo: El amor no es una emoción o un sentimiento, el amor son hechos y decisiones.

Cuantas veces hemos visto a personas enojadas haciendo locuras, tristes que se vuelven depresivas, miedosas que se vuelven inseguras, celosas que terminan una relación o deseosas que se terminan descontrolando.

¿LAS EMOCIONES SON UN PECADO?

 Además, «no pequen al dejar que el enojo los controle». No permitan que el sol se ponga mientras siguen enojado. (Efesios 4:26)

Las emociones salieron del mismo corazón de Dios, él mismo se las ha transferido al corazón del ser humano, hecho a su imagen y semejanza.

Podemos leer en la Biblia como Dios expresa diferentes tipos emociones como ser la alegría (Job 33:26), el enojo (Deuteronomio 4:21), la tristeza (Génesis 6) o los celos (Éxodo 2:5).

Las emociones fueron creadas por Dios y para su Gloria. 

Las emociones no son un pecado, pero se pueden convertir en pecado y nos pueden llevar a cometer grandes errores, por eso hay que pedirle a Dios que nos enseñe a controlarnos.

Medita: ¿Como me ven las personas hoy? ¿Me dejo llevar por mis emociones?

Todos necesitamos ser más fuertes y firmes, es por eso que aquí te dejo 3 consejos prácticos de como dejar de ser alguien emocional:

1. DEJA DE SEGUIR A TU CORAZÓN

El corazón humano es lo más engañoso que hay, y extremadamente perverso. ¿Quién realmente sabe qué tan malo es? (Jeremías 17:9 NTV)

El mundo te dice que debes seguir a tu corazón, pero la Biblia te enseña que es malvado y engañoso, que puede generar tanto emociones buenas como perversas.

Por escuchar a nuestro corazón podemos terminar haciendo cosas malas que parecen buenas. Las emociones son temporales, por eso no podemos fundamentar nuestra vida en ellas, porque así como puedes sentir algo hoy, mañana la historia podría ser otra.

Las emociones nos pueden llegar a sacar del plan perfecto de Dios que nos tiene a su debido tiempo.

¿Que hacer para no seguir a mi corazón?

Lo único que debemos hacer es obedecer a Dios mediante la Biblia. Cuando haces lo que Dios pide en lugar de lo que sientes, creces en carácter.

También debes tomar la decisión de tener pensamientos limpios, el pensar lo mejor de todo produce paz y auto-control.

2. SE FUERTE EN CONVICCIONES

»Todo el que escucha mi enseñanza y la sigue es sabio, como la persona que construye su casa sobre una roca sólida.  

Aunque llueva a cántaros y suban las aguas de la inundación y los vientos golpeen contra esa casa, no se vendrá abajo porque está construida sobre un lecho de roca. (Mateo 7:24-25 NTV)

Las convicciones son aquellas creencias que tenemos arraigadas y nos dan seguridad al momento de pensar y actuar.

Un cristiano debe aspirar a ser maduro en convicciones, entre más seguro esta de lo que cree, menos será derribado por sus emociones.

¿En que convicciones debería estar seguro?

  • Seguridad de tu salvación en Cristo
  • Seguridad que la Biblia es la Palabra de Dios
  • Seguridad en que orar es platicar con Dios
  • Seguridad de esperar en el tiempo de Dios
  • Seguridad que Dios pide congregarte en la Iglesia
  • Seguridad en pedir consejos con alguien maduro
  • Seguridad en capacitarte en el camino de Dios

Reto: entre más convicciones tengas, más firme serás ante tus emociones.

3. Toma la decisión de ALEJARTE del mal

Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno. (Mateo 5:29)

Identifica cuales son las cosas que te vuelven demasiado emocional. Puede que sea una persona que te gusta, una relación o alguna amistad, el recordar alguna circunstancia favorable o desfavorable, la música que escuchas o alguna película etc.

Sentir emociones no es malo, lo malo es dejarse descontrolar por ellas. Hasta las emociones que nosotros creemos que son buenas nos pueden llevar a cometer grandes imprudencias.

Tienes que aprender a decir NO a todo lo que no edifique, y más si son emociones, ya que ellas te hacen creer que lo que tu piensas es mejor a lo que Dios dice.

CONCLUSIÓN

El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos. (Santiago 1:8)

Una persona emocional nunca prospera. Quienes se dejan llevar por su sentimientos siempre terminan heridas y lastimadas.

Si quieres dejar de ser alguien emocional debes tomar la decisión de seguir por completo a Cristo. El murió en una cruz para perdonar todos tus pecados pasados, presentes y futuros con su sangre, resucitando al tercer día, y solamente al creerlo tienes salvación y vida eterna.

Solo Jesús te puede dar una nueva vida llena de amor, propósito y carácter.

¡Confía en Dios y no en tus emociones! 

Dios te bendiga!!

Siguenos
Instagram-32 Instagram-32 Instagram-32