La Distancia entre Dios y Yo

FB_IMG_1467761889931

Muchas veces llegamos a sentir que estamos alejados de Dios por las diferentes circunstancias que pasan en nuestra vida. 

También podemos creer que es Dios quien se aleja de nosotros, marcando una distancia entre ambas partes.

A lo mejor piensas que Dios es inalcanzable o quizá cuestionas si realmente esta contigo.

Estimado lector, espero de todo corazón que este articulo sea de mucha bendición para ti y te ayude a re-conectarte con tu Creador.

LA DISTANCIA ENTRE DIOS Y YO ESTA A UN PASO DE FE

Primero debemos tener claro que desde que venimos a este mundo nacemos alejados de Dios.

Quien nos mantiene distantes de un Dios Santo y perfecto es el Pecado. Desde la primera vez que pecamos estamos separados una eternidad de la presencia del Padre.

PPues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios. (Romanos 3:23)

Somos pecadores, imperfectos, impuros, injustos, no podemos estar cerca de un Dios Santo y perfecto. El pecado nos hace enemigos de Dios, es imposible que un pecador pueda entrar al Cielo.

El principal problema quizá del porque estas lejos de Dios es porque no has conocido verdaderamente a Jesús. 

A lo mejor no has creído en él como tu suficiente Salvador, y has pues puesto tu confianza en tus obras, cuidado, servicio, en tus fuerzas para querer agradar a Dios y así “Estar bien con Él”.

Te sientes frustrado por fallarle tantas veces a Dios que sientes que nunca vas a poder ser salvado o tener vida eterna.

Pero ahora en Cristo Jesús, a ustedes que antes estaban lejos, Dios los ha acercado mediante la sangre de Cristo. (Efesios 2:13)

Si quieres estar cerca de Dios por siempre debes dar un paso de fe, debes reconocer que eres imperfecto y que toda tu vida la vas a fallar a Dios y creer que Cristo murió en una cruz para perdonar TODOS tus pecados pasados, presentes y futuros.

Cuando confías verdaderamente en Cristo, tienes vida eterna, eso significa que estarás eternamente cerca de Dios y nunca más vivirás lejos de su presencia.

El amor de Dios es inmerecido, su Gracia te mantiene por siempre cerca de él.

LA DISTANCIA ENTRE DIOS Y YO ESTA A UNA ORACIÓN

¿Soy acaso Dios sólo de cerca? ¿No soy Dios también de lejos? —afirma el Señor —. (Jeremías 23:23)

Tal vez ya conoces a Jesús, pero aún te sigues sintiendo lejos de Él. Aquí te doy algunas razones del porque nos sentimos lejos de Dios: 

  1. Porque sentimos culpa, creemos que por nuestro pecado somos demasiado indignos para acercarnos a Dios.
  2. Porque no vamos a la Iglesia, creyendo que solo encontramos a Dios en ella.
  3. Porque nos hemos enfriado en nuestra relación con Dios.
  4. Porque no estamos sirviendo en algún ministerio.

Dios no se aleja de ti, tu eres el que se aleja de Dios. Sin embargo, aunque tengamos esa sensación de distancia, Dios permanece cerca siendo fiel, observando y esperando a que clamemos por su ayuda.

Si sientes que estas lejos de Dios, lo único que debes hacer para acercarte es levantar una oración sincera. 

Debes decirle en confianza como estas y tu deseo de una renovación. Dios se deleita en un corazón que se humilla delante de él y reconoce su grandeza.

La oración te da paz y te acerca al Señor.

LA DISTANCIA ENTRE DIOS Y YO ESTA ENTRE MIS MANOS Y LA BIBLIA

Me esforcé tanto por encontrarte; no permitas que me aleje de tus mandatos. (Salmos 119:10)

Preguntas que debes hacerte:

  • ¿Cuando fue la ultima vez que leí la Biblia?
  • ¿Cada cuanto leo la Biblia?
  • ¿Cual es el propósito con que leo la Biblia?
  • ¿Estudio y medito su Palabra?
  • ¿Memorizo su Palabra?

Si no estas leyendo la Biblia, poco a poco las ideas del mundo te irán alejando de sus principios. 

Es indispensable que te mantengas en su Palabra si quieres permanecer cerca de Dios.

LA DISTANCIA ENTRE DIOS Y YO ESTA EN EL ARREPENTIMIENTO

Acérquense a Dios, y él se acercará a ustedes. ¡Pecadores, límpiense las manos! ¡Ustedes los inconstantes, purifiquen su corazón! Reconozcan sus miserias, lloren y laméntense.

Que su risa se convierta en llanto, y su alegría en tristeza. Humíllense delante del Señor, y él los exaltará. (Santiago 4:8-10)

El arrepentimiento no es una sensación de culpa, sino una decisión de cambio. Cuando decidimos tirar nuestro orgullo y reconocer que andamos mal, es cuando empezamos a ver con claridad el amor de Dios.

Amigo(a) lector: Debes tomar la decisión firme de estar cerca de Dios ¿Como lo harás? Teniendo una vida de devoción y adoración, en lo publico como en lo privado, en las buenas y en las malas, orando y meditando en su Palabra, sirviendo, evangelizando y haciendo lo que Dios te pide.

Cuando vivo en obediencia, vivo cerca de Dios.

Dios te bendiga!!

Siguenos
Instagram-32 Instagram-32 Instagram-32