¿Como Dejar de Ser Negativo y Pesimista?

Test-Pesimismo-624x414

Una persona pesimista es aquella que solo piensa en lo malo que le ha pasado y como resultado toma una actitud negativa ante la vida.

Cuando somos pesimistas pensamos lo peor de nosotros y de los demás, tendemos a juzgar con facilidad, llegando a creer que lo malo predomina sobre lo bueno y que las circunstancias siempre estarán en nuestra contra.

Antes era muy pesimista, cuando alguien me decía “Lo mejor está por venir” Me enojaba mucho y me decía a mi misma ¿Cómo esa persona me puede asegurar tal cosa? ¿Qué va a saber sobre mi vida y de mi futuro?

Era una lucha constante poder tener una mentalidad positiva, ya que mi vida había tenido muchas vueltas en el área laboral, familiar, sentimental, etc… Solo podía ver lo mal que estaba, pensando que nunca cumpliría mis sueños o que no alcanzaría a cumplir mis metas.

Todo cambió años después, gracias a Dios comencé a ser muy positiva, ahora soy una persona feliz y con muchas expectativas sobre el futuro.

¿COMO LO LOGRE?

Aquí te comparto algunas cosas que me han ayudado a ser positiva:

  • Comencé a tener un corazón agradecido: Si, suena muy simple pero funciona. Contar las bendiciones que Dios te ha dado en lugar de tus problemas te da una perspectiva diferente de lo que eres, de lo que tienes y a donde te llevará.

Bendice, alma mía, al SEÑOR, y no olvides ninguno de sus beneficios. (Salmos 103:2)

  • Dejé de murmurar y quejarme: Murmurar es no estar contentos sobre algo, y como resultado hace que hablamos solo de cosas malas que van a pasar. Cuando nos quejamos solo cosas negativas salen de nosotros y nos llenamos de malos pensamientos y sentimientos. ¡Hemos sido llamados a ser de edificación!

No salga de vuestra boca ninguna palabra mala, sino sólo la que sea buena para edificación, según la necesidad del momento, para que imparta gracia a los que escuchan. (Efesios 4:29)

  • Comencé a pensar de forma positiva: En el amor de Dios, su Gracia, su perdón, su misericordia y muchas cosas más que se podrían contar. Un pensamiento positivo tiene el poder de cambiar nuestro día, no hay nada más bonito que pensar en el constante amor de Dios.

Y ahora, amados hermanos, una cosa más para terminar. Concéntrense en todo lo que es verdadero, todo lo honorable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo bello y todo lo admirable. Piensen en cosas excelentes y dignas de alabanza. (Filipenses 4:8)

  • Saber que Dios tiene un plan para mí: El pesimismo nos indica que no estamos confiando que Dios tiene un plan perfecto para nosotros. Dios se pone triste cuando no confiamos en Él.

Confiar en Jesús y darle nuestras cargas es lo mejor que podemos hacer, solo obedece mientras Él va poniendo las piezas correctas en el momento correcto.

Qué bonito confiar en un Dios que que nunca nos va a quedar mal.

Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma elSeñor —, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza. (Jeremías 29:11)

En resumen Dios nos manda a ser positivos. El Señor nos pide que pensemos y meditemos en sus bondades, siendo agradecidos de las innumerables bendiciones que nos da diariamente de manera inmerecida.

Se requiere de fe, voluntad y dominio propio para intentarlo, hacerlo y lograr ser positivos en Cristo.

¡Ánimos! La vida es hermosa y todavía hay muchas cosas que hacer para la Gloria y Honra de Dios.

Autora: Ana Arguijo, distinguida Emprendedora y Empresaria.

Siguenos
Instagram-32 Instagram-32 Instagram-32