¡Vuelve a Casa!

regreso

– ¿A dónde vas? – Bueno, precisamente a ver las medidas de la casa.

– ¿Cuál casa, esa? ¿La que ha estado deshabitada desde hace tiempo?  – Correcto.

– ¿Y aún podría ser útil de nuevo? En realidad, si.

– Lo dudo, explícame entonces ¿de qué manera?.

– Aunque lo dudes, esta casa estará llena otra vez y más de cómo lo estuvo anteriormente. ¡Pero antes todos tienen que salir de donde han vivido! Tienen que volver a casa urgentemente. Tienen que escapar, deben renunciar.

– ¿Por qué? – Muy bien, escucha con atención…

1. Porque tú eres como la niña de mis ojos.

Oh Sion, la que moras con la hija de Babilonia, escápate.

Porque así ha dicho Jehová de los ejércitos: Tras la gloria me enviará él a las naciones que os despojaron; porque el que os toca, toca a la niña de su ojo.

Zacarías 2:7-8 RV1960

El pueblo de Dios sufrió a causa de muchas razones. Gran parte de ello lo vivieron durante el exilio. ¿Qué fue el exilio?  Se caracterizó como la muerte de una etapa y una historia gloriosa.

En sí mismo y en plan de Dios, el exilio era un paréntesis, un castigo, pero, purificador; un tiempo privilegiado de reflexión y de concentración de energías espirituales.

Antes del exilio, el mensaje de los profetas estaba condensado en dos palabras: Conversión-castigo. Durante el exilio se resumió en este binomio: Consolación-esperanza. De ahora en adelante la predicación profética sería: Restauración-escatología.

Es de lo que trata el mensaje del Profeta Zacarías. Sobre aquel lugar que por mucho tiempo ellos habían deseado volver y aunque sus esperanzas habían terminado. Dios promete una restauración total y aún mucho mejor de la que antes habían vivido.

Cada sufrimiento que habian vivido, Él lo borraría porque Su gloria llenaría sus vidas, sus tierras, sus familias, su corazón íntegramente.

Muchas veces ocurre lo mismo en nuestras vidas. Imaginamos que hemos quedado en el olvido de Dios, que somos menos importantes para Él  o que nunca saldremos del abismo en el que hemos caído. Sin embargo, olvidamos que no hay nada mayor que SU GRACIA.

Para Él somos considerados como la niña de sus ojos, algo que científicamente, es lo más delicado en la parte visual de una persona. Y que si en algún momento se daña, el efecto es sumamente fuerte.

Ten en mente esto: ¡Cualquiera que te dañe o te haya dañado, se las verá con Dios! Para Él tu eres importante.

2. Porque he decidido habitar junto a ti.

10 Canta y alégrate, hija de Sion; porque he aquí vengo, y moraré en medio de ti, ha dicho Jehová.

11 Y se unirán muchas naciones a Jehová en aquel día, y me serán por pueblo, y moraré en medio de ti

Zacarías 2: 10-11 RV1960

El hecho de que Dios volviese su rostro hacia su pueblo, no se debía a lo bueno que ellos habían sido, sino a Su gran Misericordia. Muchas de nuestras malas decisiones tienen resultados negativos, sin embargo, aún Dios vuelve a nosotros y nos invita a morar junto a Él. Porque es Dios de segundas oportunidades.

¿Cuánto tiempo más continuaría el pueblo en Babilonia? Un lugar al cual no pertenecían. ¿Cuánto tiempo más permanecería esperando si la restauración estaba a tan solo una decisión? … Algo similar ocurre en nuestras vidas, ¿no es cierto?

La decisión de Dios es estar junto a ti. Sabe cuando eres fuerte y cuando también te debilitas. Conoce tus triunfos y tus derrotas, pero siempre ha estado ahí. Entonces, ¿Cuánto tiempo más le seguirás cerrando las puertas a la nueva vida que Él tiene para ti?

El deseo de Dios siempre ha sido y será el mejor para nosotros, pero culpa suya no son nuestras malas decisiones. La invitación a volver a casa aún esta presente.

3. Porque mi Gracia está en Acción.

Que toda la humanidad guarde silencio ante el Señor, porque él entra en acción desde su santa morada.

Zacarías 2:13 NTV

Este es el año favorable de Dios. El tiempo en el que todas las cosas han sido reconciliadas por medio de Jesús. ¿Porque hemos de seguir desaprovechándolo?

No hay nada que puedas hacer mejor que aceptar este llamamiento a experimentar la gracia de Dios en ti. Es increíble lo que vives, lo que sientes y la relación que Él va formando junto a ti. Te lo aseguro. Pero, tienes que renunciar al pecado, porque Dios no es compatible con eso.

Dios quiere ser ser tu Mejor Amigo y más que eso anhela ser Tu Padre.

¡Vuelve a casa hoy, donde todo es mejor! … ¡Apresúrate, no tardes querid@ amig@!

Este artículo es uno de los devocionales que hay en www.BlogdeCristo.com, y si quieres unirte a la conversación en tus redes sociales favoritas, te invito a usar el hashtag #DevocionalesBDC.

¡estamos para servirte!

Renzín.

 

 

 

Siguenos
Instagram-32 Instagram-32 Instagram-32