Un lugar profundo llamado “La Brother Zone”

image

Es normal como personas que nos llegué a gustar alguien del sexo opuesto.. ¿Pero qué pasa si esa persona es alguien de nuestra Iglesia?

Quizá hoy te guste mucho una amistad o simplemente te llame la atención, pero sientes que esa persona sólo te mira como su amigo y piensas que podrías estar en la «Friend Zone».

¡Te tengo noticias! Tienes que estar con esa persona que te gusta en una zona más profunda, que de la cual ya estás en ella y que nunca saldrás y es la Brother Zone (Zona de Hermanos).

Sé que suena algo desalentador porque a lo mejor te estás muriendo por esa persona, pero será lo mejor, permítame explicárselo:

[…] Dirígete a los jóvenes como si les hablaras a tus propios hermanos […] y trata a las jóvenes como a tus propias hermanas, con toda pureza.
(1 Timoteo 5:1-2 NTV)

Vamos por partes, en primer lugar Dios nos manda a que nos tratemos como lo que somos: Hermanos.

Desde el día que confiamos en Jesucristo como nuestro Salvador, dice la Biblia que somos hijos de Dios (Juan 1:12) y por lo tanto con todos aquellos que lo han hecho tenemos una conexión espiritual que nos une.

Seguidamente el versículo dice «Con toda pureza» y eso significa que debemos tratarnos con respeto, sin intenciones sexuales o emocionales secundarias.

El trato con el sexo opuesto debería ser similar al de los hermanos de sangre.

A veces caemos en el error de ver a las hermanas/os sólo como prospectos para una relación, dándoles un menor valor en la Obra y no ayudando en su crecimiento.

¿PERO Y SI ME GUSTA MUCHO?

Obviamente Dios nos creo con sentimientos y emociones, sentir atracción es normal. Pero la pregunta no debería ser si te gusta, sino: ¿Estaría dispuesto a casarme con él/ella?

La única salida ante la soltería y de una vida solitaria es el matrimonio, fuera de eso, cualquier noviazgo sin ese propósito es pecado.

Hombres: cuando sientas que estés listo para casarte, tienes la libertad de emprender una relación con una hermana en Cristo.

Mujeres: su papel es esperar con fe a que Dios les muestre quien será su esposo.

Ambos: para poder casarse su deber es prepararse y crecer en carácter, emocional y financieramente.

Mi amiga es, entre las doncellas, como la rosa entre las espinas.
(Cantares 2:2 RVC)

Hermana y esposa mía, con una sola mirada tuya y con un solo hilo de tu collar me robaste el corazón.
(Cantares 4:9 RVC)

Una gran verdad es que tu esposa/o saldrá de la Friend Zone y de la Brother Zone, porque será una amiga/o y hermana/o.

El matrimonio es una obra completa de Dios mediante Su Gracia. A Su Tiempo Él hará la obra.

¡Se paciente y espera en el Señor!

Siguenos
Instagram-32 Instagram-32 Instagram-32