El Rey volverá

libre1

La alarma del teléfono suena cada mañana, indicándome que ya es hora de despertar. Que ha llegado el tiempo de levantarme porque hay varias diligencias por realizar. Y para ser sincero, hay días en los que ella se convierte mi peor enemiga jajajaja…

¿No te ha sucedido lo mismo? … Quizá entre tus actividades diarias se encuentran: El trabajo, la universidad, la familia, tus negocios, atender a tu cónyuge, hacer las compras de la casa, pagar las cuentas, cuidar a los niños, tomar decisiones, etc.

La mayor parte de nuestro tiempo lo ocupamos en tantas cosas. Algunas llegan a ser tan desgastantes que nos atrapan en un ciclo de responsabilidades de nunca acabar.

Y en esos días, ¿no sientes que tu ánimo se agota, tu motivación por continuar se desvanece y que las energías te las va matando la rutina de cada día?

Empiezas a flaquear, a pensar que nada tiene sentido y que los todos los días siempre va a ser lo mismo. ¿Cierto?

¿QUÉ HACER ENTONCES?

Existe un antídoto contra todos estos sentimientos que inevitablemente nos llegan debido a las presiones diarias de la vida. Una razón incomparable, que cambia nuestra atmósfera y nos anima:

Zacarías 14: 5

…Entonces vendrá el Señor mi Dios, acompañado de todos sus fieles.

Las palabras que el profeta Zacarías expresa en este mensaje dado por Dios, resalta una Verdad  y es que el Señor Volverá.

En la antigüedad, cuando alguien acompañaba a un Rey, su presencia era notada por todos. Ya no solamente miraban al Rey sino que veían a quien(es) le acompañaban.

Estar en la cercanía con el Rey marcaba una diferencia. Una distinción, máximamente si el Rey se dirigía a una batalla.

La manera de contrarrestar los pensamientos de debilidad y flaqueza se encuentra en RECORDAR las Promesas que Dios ha dispuesto en su Palabra.

Posiblemente alguien diría que esperar desespera, y que esto desde hace ratos lo venimos diciendo. Sin embargo, esta espera no esta basada en algo irreal, es una esperanza que te hace vivir en libertad y con pasión.

¿Cuantos días pasan y los vivimos sin recordar esta gran promesa?

Nos entretenemos en cada una de las tareas que tenemos por hacer y terminamos nuestras energías en ello, no tomando en cuenta que cada día de nuestras vidas los debemos de vivir como si fuese el último, como si el Señor precisamente Hoy pudiese volver por nosotros.

Es por eso que nos desanimamos, porque nuestra mirada se enfoca solo lo que está aquí. 

Vivir la vida cristiana sin tener la esperanza de ver a Cristo un día no muy lejano, es como vivir sin aire. Lo verdaderamente importante para quien ama a Cristo es la pasión por estar cerca de Él.

Zacarías 14: 9

El Señor reinará sobre toda la tierra. En aquel día el Señor será el único Dios, y su nombre será el único nombre.

Al pensar en esta Palabra, tu corazón puede estremecerse por estar frente a Él y contemplar su gloria; poder formar parte de su pueblo redimido sería el mayor honor. Ser participante de Él en su reino.

Imagínate, estar con el Rey de Reyes, con el Señor de Señores. Que tú seas uno de sus fieles acompañantes. ¿Maravilloso, verdad?

Él es el secreto de nuestro verdadero entusiasmo:

Entusiasmo, es un fervor interior, una exaltación de ánimo. Etimológicamente significa, Dios viviendo en uno.

Una persona entusiasta, no es aquella que nunca tiene problemas u ocupaciones, sino quien teniéndolos no se derriba fácilmente. Tener entusiasmo significa que Dios vive en ti.

La vida se mejora cuando el Retorno del Rey toma la verdadera importancia en nuestras vidas. Los malos días se superan considerando que debemos estar atentos para recibir al Rey.

Todo esto se constituye en nuestra razón de vida. Ya no vivimos para cumplir ciertas responsabilidades rutinarias, sino para agradar a Dios y preparar nuestro corazón para su segunda venida.  ¿Estas listo(a) para recibirlo?

Recuérdalo:

Guárdate siempre en fidelidad para el Señor como si él regresara hoy por ti, y donde quiera que andes recuerda que él observa tu vida. ¡El Rey volverá!

Dios te siga bendiciendo querido(a) amigo(a). Estamos para servirte…

Renzín.

Este artículo es uno de los devocionales que hay en www.BlogdeCristo.com, y si quieres unirte a la conversación en tus redes sociales favoritas, te invito a usar el hashtag #ElReyVolverá

Siguenos
Instagram-32 Instagram-32 Instagram-32