Disciplinas Espirituales (4): Oración

Oración

“En aquellos días él fue al monte a orar, y pasó la noche orando a Dios.”

Lucas 6:12 (RV-1960)

El predicador Adrián Rogers menciona que los seres humanos podemos estar en uno de tres estados que son: (1) Cerca de tener un momento difícil, (2) Recién salido de un momento difícil o (3) Estar viviendo el momento difícil.

Existe una verdad que nadie puede negar, y es que, las pruebas nos prueban, y eso me recuerda una frase que leí por ahí que es bastante cierta también:

“En vez de preocuparte, ora; en vez de angustiarte, habla con Dios.”

(Sergio Handal)

Tenemos que admitir que es posible que como cristianos, nos hayamos acostumbrado a no orar. Es bastante similar a la situación que viven los matrimonios cuando con el paso de los años el esposo simplemente se vuelve “mudo” y no habla con su esposa, luego ella viene y se queja bastante y hace cualquier cantidad de cosas con tal de obtener la atención del esposo y cuando éste comprende lo que está pasando y reacciona y dedica tiempo a platicar con su mujer y todo se resuelve tranquilamente y él piensa:

“Ah, sí tan sólo hubiera hablado antes con ella.”

Pues es exactamente igual con Dios, muchas veces podemos decir sinceramente:

“Ah, sí tan sólo hubiera orado antes…”

Así que nos podemos preguntar, ¿Qué es exactamente la oración? Y bien, podemos ver la siguiente definición como punto de partida para este tema:

Oración: Comunicación y conversación con Dios con una alta percepción de Su Presencia. Es compartir con Dios nuestros pensamientos, emociones, peticiones, necesidades, ansiedades, deseos, gratitud, alabanzas, expectativas.

Y en estos tiempos donde la criminalidad ha ganado tanto auge y el tema de la seguridad nacional siempre está en primera plana de los diarios, definitivamente que nosotros podemos estar seguros que ¡Hay un lugar tranquilo al lado de Dios!. Y también es súper importante que sepas y creas que el interés de Dios es llevarte a otro nivel.

¿Cómo Debemos Orar?

Busquemos la instrucción que el Maestro nos dejo sobre este tema en Su Palabra:

“Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa.”

Mateo 6:5 (RV-1960)

Aquí encontramos nuestra primera guía a seguir, no debemos ser como los hipócritas / fariseos, Jesús nos deja en claro que ésta oración no es nada eficaz y que no es agradable a Dios. Ojo, no cualquier oración le agrada a Él, así que debemos ser genuinos y no preocuparnos por los demás.

“Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.”

Mateo 6:6 (RV-1960)

Dios nos anima a buscarlo en un lugar donde sólo Él pueda oírnos, no significa que no debemos orar en público, lo que realmente importa es el corazón y que con nuestra oración nos dirijamos al Padre. Por cierto, existe una decisión que todo cristiano debe tomar al respecto y es sí oramos para conversar con Dios o para impresionar a las multitudes. Ya sabemos cuál es la recompensa de la segunda opción… Así es, nada.

“Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos.”

Mateo 6:7 (RV-1960)

También podemos apreciar que el Maestro nos enseña a no usar vanas palabras y repeticiones inútiles, algo así como “palabras huecas”, así que hay que tener mucho cuidado cuando oramos y examinarnos conscientemente sí solamente estamos diciendo repeticiones o realmente estamos teniendo una plática con nuestro Padre.

Y Jesús nos dejo la oración modelo como un ejemplo de cómo debíamos orar, que es llamada el “Padre Nuestro”:

“Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre.”

Mateo 6:9  (RV-1960)

Cuando oramos debemos recordar primeramente a Quién le estamos orando, es a nuestro Padre que está en los cielos, un lugar donde nosotros no estamos, debemos recordar que Él es santo y poderoso. ¡Debemos concentrar nuestra atención en el poder de Dios y no en nuestras limitaciones!

Tenemos que tener cuidado porque muchas veces nuestras oraciones podrían sonar sin mucho sentido, como la siguiente:

  • Yo: Dios, siento que soy una basura…
  • Dios: Bueno, sí. Pero…
  • Yo: Y además creo que he perdido muchos años de mi vida no haciendo tu voluntad.
  • Dios: Sí, eso es cierto
  • Yo: Y Dios, la verdad no sé que hacer…
  • Dios: Ya veo…
  • Yo: Amén.
  • Dios: … ¡¿Qué?!…

No debemos temer, Dios es todopoderoso. Vale la pena repetir eso, Dios ES TODOPODEROSO, ¿Tienes algo que pedir? ¡PIDE! ¡Y más sí es algo que le pueda dar mucha gloria a Su nombre! Tenemos que tener confianza con nuestro Padre. Él es nuestro Padre.

“Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén.”

Mateo 6:10-13 (RV-1960)

Por otra parte, a Dios no le interesa nuestro estado actual, a Él le interesa lo que Él puede hacer con nosotros. Además, es posible que Dios tenga reservadas muchas bendiciones para nosotros pero el problema es que no se las hayamos pedido. Dice Filipenses 4:6-7:

“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.”

Conclusiones y Retos

“Una vida llena de oración, es una vida con mucho poder.”

(Sergio Handal)

“El que es débil en la oración, es débil en todo.”

(Gustavo Zepeda Jr.)

Como el poeta lo describió:

“Él te está esperando, en la esquina de siempre;

Con la sonrisa en los labios, y sin ningún reproche.”

¡Ánimos en buscar a Dios a través de la oración!

¡Que Dios te bendiga!

Sí te gusto este artículo es posible que te gusten otros de la serie “Disciplinas Espirituales” como:

** Este artículo está basado en la conferencia sobre la “Oración” brindada por el Pastor Sergio Handal en el Campamento de Líderes 2011 “Disciplinas Espirituales” del Movimiento Gran Comisión Latinoamérica **

Siguenos
Instagram-32 Instagram-32 Instagram-32